FAQ: 12 Cosas Que Necesitas Saber Si Te Has Visto Envuelto En un Accidente de Coche

Read English version

Daños y Reparaciones del Coche

1. ¿Quién paga por las reparaciones?

El seguro del conductor culpable deberá pagar tus reparaciones. Sin embargo, si el operador del conductor con culpa se pone duro o se niega a pagar, puedes realizar una reclamación a tu propio seguro. Tus primas no pueden aumentar si el accidente no ha sido culpa tuya.

Tu propio seguro puede cubrir las reparaciones y facturar al seguro del otro conductor. En este escenario, tendrás todo los gastos deducibles descontados de tus costes de reparación. Pero se te reembolsará tus gastos deducibles cuando los representantes del conductor con la culpa lo retribuyan a la empresa aseguradora.

Si el seguro del otro conductor se opone a pagar tus reparaciones, podrían creer que su cliente no tenía el 100% de la culpa del accidente. En este caso, tu propia empresa de seguros debería cubrir tus reparaciones, e intenta llegar a un acuerdo con el seguro del otro conductor, dónde reembolsen a tu seguro por al menos una fracción de tus costes de reparación.

En raros casos, esto se podría convertir en un caso disputado que tenga una pequeña posibilidad de ir a los juzgados. Sin embargo, no es nada común, ya que la mayoría de los casos se resuelven fuera de los juzgados.

2. ¿Debería usar partes de repuestos para las reparaciones?

Puedes usar partes de repuestos para ahorrar dinero en las reparaciones, sin embargo es mejor idea usar partes de equipamiento originales del fabricante (OEM).

Con partes OEM, tendrás una mayor garantía de calidad. Las partes OEM nueva están preparadas para la marca y modelo de tu vehículo y vienen con garantía.

Un taller fiable usará partes OEM, no partes de repuestos.

3. Mi coche ha sido declarado siniestro total. ¿Ahora qué?

Tu coche ha sido declarado como una pérdida total debido a que el coste de las reparaciones sobrepasaría el 70% de su valor lícito de mercado, según el Libro Azul Kelley. Normalmente, tu seguro ofrecerá pagarte el precio del valor de mercado de tu coche.

A partir de ahí, tienes algunas opciones:

Recupera el coche con el título de salvaguardado

Puedes solicitar la recuperación del coche y obtener el título de salvaguardado. Puedes restaurar el coche tú mismo, o ir a un taller a que lo hagan. Cuando se completen las reparaciones necesarias, necesitarás que lo inspecciones. Desde que se dé luz verde para que el coche pueda transitar por la vía pública, puedes quedártelo o venderlo. Sin embargo, la mayoría de empresas de seguros ofrecer muy pocas o apenas ninguna cobertura por un coche con el título de salvaguardado.

Recibe un cheque del seguro

Puedes aceptar la oferta de tu empresa de seguros. Te enviarán un cheque por correo. Puedes canjear el cheque y usarlo para comprar otro coche. O si todavía tienes pagos del crédito del primer coche, puedes usar el cheque para liquidar el préstamo.

Sin embargo, en algunos casos el préstamo podría ser mayor al valor actual del coche. Si tienes cobertura de “seguro de diferencia”, puedes usarla para cubrir tu déficit. El seguro de diferencia también es conocido como cubertura de liquidación de deuda, que puede protegerte de manera financiera si tu coche era nuevo y todavía estabas realizando pagos de dicha deuda. Si ocurriese una pérdida total, el seguro de diferencia te pagará la diferencia entre el valor monetario actual de tu coche y saldo restante del crédito de tu coche.

Alquila un coche o presenta una reclamación de pérdida-de-uso

Puedes alquilar un coche. Puedes usar tu propia póliza de alquiler de coche si has contratado una o puedes usar la del otro conductor. Si ninguno de los dos tiene una cobertura de alquiler de coche, tienes una reclamación por “pérdida de uso” por el tiempo que estés sin el coche, y el valor es de 25.00$ al día.

Lesiones Corporales y Facturas Médicas

4. Si se me llevó en ambulancia al hospital, ¿quién pagará las facturas?

Los costes de ambulancia, urgencias y hospital normalmente serán pagados por la empresa aseguradora del conductor culpable.

También podrán estar cubiertas por tu propio seguro de salud o seguro de pagos médicos, en dicho caso, tu empresa de seguros podría buscar el reembolso por parte del seguro del otro conductor.

Para asegurar que se te reembolsan tus facturas médicas, asegúrate de retener todas las copias de recibos, copagos, co-seguros, facturas, documentos del médico y recetas. Inclúyelo en tu reclamación, junto con fotografías y documentación de todas tus lesiones.

5. ¿Por qué sacar fotografías de mis lesiones ayuda a mi reclamación?

Las fotografías del accidente y de tus lesiones muestran dos cosas.

En primer lugar, muestra evidencias físicas de lo que has sufrido.

En segundo lugar, muestra dónde estaban las fuerzas de los impactos mayores, dando indicios sobre cómo ha ocurrido el accidente y qué conductor tiene mayor culpa.

Las evidencias físicas dificultan más para la otra parte el refutar tu reclamación. Mantener un historial de las lesiones y de cómo se han curado es una prueba importante de los daños que has sufrido.

6. ¿Cómo puedo encontrar a un doctor?

En un accidente, debes ir a por atención médica de manera inmediata. Si no te han llevado directamente al hospital por tus lesiones, aun así deberías ir a tu médico de atención primera en primer lugar. Dependiendo de tus lesiones, él o ella podrían mandarte a un especialista si fuese necesario.

Si no tienes un médico de atención primaria, entonces puedes preguntar por recomendaciones. Pregunta a amigos, familiares, colegas, etc. por médicos con buena reputación tratando el tipo de lesiones que sufres.

También puedes contactar con nosotros y te proporcionaremos una lista de médicos.

Para saber más sobre cómo encontrar un médico, haz clic aquí.

7. ¿Qué pasa si necesito cirugía?

Un acuerdo con una empresa de seguros debe resolver todas tus reclamaciones, incluso aquellas que todavía estén por manifestarse – incluyendo cirugía.

Tú o tu doctor podría solicitar una Resonancia Magnética (MRI) para evaluar la extensión completa de tus lesiones antes de que decidas pasar por la cirugía.

Como herramienta de diagnóstico, el MRI está muy aceptado entre las empresas de seguros como una prueba fiable, precisa y objetiva de las lesiones, y esto consigue dos cosas:

  • Descubre el alcance completo de tus lesiones.
  • Aumenta el valor completo de tu caso.

Si tu doctor te dice que podrías necesitar cirugía se algún curso conservador del tratamiento no funciona, averigua cuánto costaría la cirugía antes de llegar a un acuerdo.

8. ¿Qué pasa con mis facturas médicas? ¿Cuáles son mis opciones?

Hay tres opciones, dependiendo de qué tipo de cobertura de seguros tengas y cuánto valga.

Si tienes un seguro de salud:

No esperes a un acuerdo. Obtén tu tratamiento y prescripciones inmediatamente, y usa tu seguro de salud. Sin embargo, el asegurador que paga tus facturas médicas puede presentar una retención médica contra los procedimientos del acuerdo en tu caso de lesiones personales.

Si no tienes un seguro de salud:

Podrás ser capaz de encontrar un doctor u otros proveedores de tratamientos sanitarios que estén dispuestos a retrasar el pago hasta que recibas la compensación por tus lesiones. Si aceptan hacerlo, probablemente registrarán una retención médica para poder asegurarse de que cobren cuando el caso se haya cerrado. Sin embargo, una retención médica no afectará a tu calificación crediticia.

El seguro de pagos médicos puede cubrir gastos médicos adicionales:

Una póliza de pagos médicos es una póliza de seguros independiente que cubre los gastos médicos para ti, tus pasajeros y cualquier familiar involucrado en un accidente, sin importar qué conductor tiene la culpa. Es una buena idea añadir una póliza de pagos médicos incluso aunque ya tengas un seguro de salud. Esta póliza cubrirá tus copagos y gastos deducibles del seguro de salud, entre otras cosas que no cubre tu plan principal de seguro sanitario.

Da igual que tengas seguros o no, nunca retrases tu tratamiento médico. Tu salud es muy importante y cualquier lesión debe tratarse inmediatamente. Guarda todos tus recibos de copagos y gastos médicos – estos se usarán para aumentar el valor de tu reclamación de lesiones.

Obtener Una Compensación Justa

9. ¿Puedo ser compensado por perder días de trabajo?

La compensación por el tiempo perdido del trabajo debido a un accidente, muy probablemente será parte del acuerdo con la empresa aseguradora del conductor con culpa.

Pero necesitas proporcionar documentación.

En primer lugar, necesitas una nota de médico que diga que tienes que recuperarte y el tiempo que tienes que esperar antes de volver al trabajo.

En segundo lugar, necesitas monitorizar y documentar el tiempo que estás sin trabajar, y cuánto vale ese tiempo para ti, en términos financieros.

Si eres un empleado asalariado, esto es muy fácil. Simplemente pide a la oficina de Recursos Humanos que te envíe una carta declarando los días que has estado sin trabajar por culpa de tus lesiones.

Si eres autónomo o un contratista independiente, usa tu tarifa horaria y multiplícala por el tiempo que has perdido, o usa tus declaraciones de impuestos anteriores para probar que tus ingresos han descendido como consecuencia del accidente.

Las oportunidades perdidas, comisiones o ingresos futuros, son más difíciles de probar. Si eres capaz de mostrar una disminución de las ventas o comisiones como consecuencia del accidente, podrías ser capaz de respaldar tu reclamación por pérdida de ingresos.

10. Mis familiares han tenido que ayudarme después de mi accidente. ¿También podrían ser compensador por ello?

Sí. Cuando te presten ayuda después de un accidente, hay un coste significativo de tiempo y dinero por su parte, así que deberían ser compensados.

Pero necesitas mantener un historial de cuánto han hecho por ti.

¿Qué tipo de tratamiento te han proporcionado? ¿Te han llevado y traído de las citas del médico? ¿Ayudaron al mantenimiento de tu hogar? ¿Ayudaron con los niños, llevándolos al colegio y actividades deportivas? ¿Hicieron la colada? ¿Hicieron el mantenimiento de tu jardín?

Su tiempo y ayuda tiene un componente financiero sustancial. Por lo que, debería estar incluido en su reclamación.

11. ¿Qué información necesito para respaldar mi reclamación de que el otro conductor tenía la culpa?

En primer lugar, necesitas fotografías de la escena del accidente, el exterior y el interior del vehículo dañado, las matrículas de cada coche y tus lesiones y las de tus pasajeros. Las fotografías cuentan una historia mucho más precisa que las declaraciones de testigos y los recuerdos del conductor sobre el evento – podrían no ser precisos o poco fiables.

En segundo lugar, necesitas conseguir una copia del informe policial del accidente. La policía está específicamente formada para evaluar una escena de un accidente y dar una determinación preliminar sobre qué conductor tenía la culpa. El informe policial es un documento de peso que apunta al conductor que se cree culpable del accidente.

En tercer lugar, necesitas averiguar si el otro conductor ha sido citado por alguna violación de tráfico, DUI o cualquier otra ofensa civil o criminal. Una citación ayuda a establecer la culpa. Si no hubiese dicha citación, entonces tu mejor opción es usar una prueba fotográfica que reconstruya el accidente y señale al otro conductor como el culpable.

Otras maneras de establecer la culpa pueden incluir las declaraciones de testigo, una admisión de culpa del otro conductor o evidencias físicas, como transferencias de pintura.

12. ¿Debería realizar una reclamación contra mi propio seguro?

Sí, deberías. Para eso pagaste por tu póliza. Tu propio agente de seguros tendrá tus intereses en mente y te defenderá contra una reclamación del otro conductor.

Si no tienes la culpa, tus primas no aumentarán cuando realices una reclamación. De hecho, hacerlo ayuda a acelerar el proceso.

Usar tu propio seguro de daños a la propiedad para reparar tu coche es una de las maneras más rápidas de llevar los daños a la propiedad. Pagarán el arreglo de tu coche y enviarán la factura al seguro del conductor con la culpa. El seguro de la otra parte reembolsará a tu proveedor de seguros por los costes de las reparaciones del coche.

Recuerda los límites de tu póliza cuando realices una reclamación contra tu propio seguro. Cada póliza de seguros tiene límites monetarios para los pagos de tu proveedor.

Por ejemplo, digamos que tienes una póliza 15/30/10 (el nivel más bajo en el estado de Arizona):

El primer número, 15, significa que hay un límite de 15,000.00$ dónde una persona no podrá recibir más de 15,000.00$ por lesiones corporales en un accidente.

El segundo número, 30, significa que hay un cantidad total que no podrá sobrepasar el total de las reclamaciones de lesiones corporales, no podrá ser mayor a $30,000.

El tercer número, 10, significa que la cobertura para el vehículo dañado se limita a 10,000.00$.

Pagar una póliza con límites mayores normalmente aumenta tus primas, pero te da muchas más coberturas, ya que los costes para el acuerdo de un accidente pueden aumentar muy rápidamente.


Comments are closed.